Lapid apoya en la ONU un acuerdo de paz con los palestinos basado en la solución de dos Estados

Lapid apoya en la ONU un acuerdo de paz con los palestinos basado en la solución de dos Estados

Entrevista Dina Siegel: «Los países árabes no pueden mantener a Israel a un lado» Estados Unidos Joe Biden, en Israel: «Nuestra relación es más profunda y fuerte que nunca»

«Un acuerdo con los palestinos, basado en dos Estados para dos pueblos, es lo correcto para la seguridad y economía de Israel y para el futuro de nuestros hijos. La paz es la decisión más valiente que podemos tomar. Paz no es debilidad», ha afirmado Yair Lapid, convirtiéndose en el primer jefe de Gobierno israelí en los últimos seis años que apoya la creación de un Estado palestino desde el atril de la Asamblea General de la ONU. De lo que no ha sido el primero es en avisar que Israel «hará lo que tiene que hacer» para evitar un Irán nuclear.

«Pese a todos los obstáculos, la mayoría de israelíes apoya la visión de la solución de dos Estados. Yo estoy entre ellos. Tenemos solo una de una condición, que el futuro Estado palestino sea pacífico y no otra base de terror que amenace el bienestar y la existencia misma de Israel», ha añadido Lapid aludiendo a la retirada de Gaza.

Su decisión de rescatar la fórmula de dos Estados, enterrada con la parálisis del proceso de paz en 2014, ha abierto un enorme debate en su polarizado país que el 1 de noviembre acude a las urnas por quinta vez desde 2019. No es la primera vez que Lapid apoya la solución de dos Estados desde que, hace diez años, abandonara la televisión para crear el partido centrista Yesh Atid. Pero, en campaña electoral, cualquier frase tiene repercusión y más si es sobre el conflicto israelopalestino en la sesión anual en la ONU y tras meses de atentados.

Programa nuclear iraní

Las críticas de la derecha, incluyendo algunos ministros en su coalición formada por conservadores, centristas, izquierdistas y un partido árabe, se centran en el timing (primer ministro en funciones al frente de un Gobierno creado en 2021 sobre el consenso que no habrá negociación para un Estado palestino, pero tampoco anexión de una parte de Cisjordania) y el contenido.

«En el contexto de la ola de terrorismo palestino y las escandalosas declaraciones de Abu Mazen en Berlín, toda charla sobre el establecimiento de un Estado palestino equivale a rendirse al terrorismo», ha afirmado el ministro de Finanzas, Avigdor Lieberman, en alusión al reciente discurso del presidente de la Autoridad Nacional Palestina que acusó a Israel de cometer «50 holocaustos» contra su pueblo.

«Solo si nos separamos de los palestinos bajo la fórmula de dos Estados, evitaremos convertir a Israel en un estado binacional«, responde el ministro de Seguridad Interna, el laborista Omer Bar Lev. Su partido y Meretz, ambos de izquierda y en el Gobierno, aplauden a Lapid, aunque temen que muchos electores suyos se pasen al partido del primer ministro poniendo en peligro su presencia en la Knésset y, de hecho, las posibilidades del bloque de Lapid ante el liderado por el ex primer ministro Benjamin Netanyahu.

A 38 días de la cita electoral en la que espera lograr la mayoría para volver al poder, el líder del Likud define el discurso de su rival como «derrotista» y le acusa de «devolver el Estado palestino a la vanguardia del escenario mundial» después de que él, ha presumido, «logró sacar el Estado palestino de la agenda internacional». Yesh Atid ha replicado que Netanyahu apoyó la solución de los dos Estados en la ONU. La última fue en 2016. Netanyahu ha añadido que no permitirá «el establecimiento de un Estado terrorista en el corazón del país que nos amenace a todos. Lapid pone en peligro nuestro futuro y nuestra existencia».

El liderazgo palestino avisa que lo que importa son los hechos en el terreno y no las palabras en la ONU mientras se prepara para el discurso de Abu Mazen este viernes, que se prevé como duro manifiesto contra Israel.

Lapid también ha extendido la mano a más países árabes para firmar acuerdos bajo los Acuerdos de Abraham y ha alertado del peligro del plan nuclear iraní en un mensaje a Teherán y las potencias que intentan pactar un acuerdo.

«Se trata de una dictadura asesina que hace todo lo posible para lograr armas nucleares y dice abiertamente que desea la destrucción de Israel. Si el régimen iraní lo consigue, las usarán. La única forma de evitarlo es colocar una verdadera amenaza militar en la mesa y, solo entonces, llegar a un acuerdo fuerte y duradero», ha señalado en una intervención que, como sus antecesores en el cargo, estaba destinada sobre todo a sus ciudadanos y no a los diplomáticos en Nueva York.

Deja una respuesta