El INE recorta todavía más el crecimiento en el inicio de año y el Gobierno acelera el «refuerzo» del organismo

El INE recorta todavía más el crecimiento en el inicio de año y el Gobierno acelera el «refuerzo» del organismo

Primer trimestre Frenazo económico: el PIB apenas crece un 0,3% y el gasto de las familias se desploma por la inflación

La economía española creció en le primer trimestre del año aún menos de lo que se había apuntado: el dato revisado del Instituto Nacional de Estadística (INE) arroja un repunte del Producto Interior Bruto (PIB) de apenas un 0,2%, lo que supone una décima menos que el 0,3% que el propio organismo adelantó en abril. Y además, es «dos puntos inferior a la estimada para el cuarto trimestre», lo que evidencia el fuerte frenazo económico en el primer trimestre del año.

Un nuevo dato negativo para el Gobierno, por lo tanto, en un momento en el que el Ministerio de Economía está decidido a remodelar y «reforzar» el INE. ¿Y qué supone ese refuerzo? Pues según el departamento de Nadia Calviño, mejorar procesos y hacer que el organismo funcione mejor.

Sin embargo, dentro del propio Instituto de Estadística hay voces de que ese cambio incluye un movimiento de gran calado y con un fuerte componente político: la destitución de su presidente, Juan Manuel Rodríguez Poo para relevarlo por el todavía secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, y hombre de total confianza del ministro Escrivá.

Así lo publica hoy El Confidencial, que cita a fuentes internas del INE y recoge el gran malestar que existe dentro del organismo. El Ministerio de Economía, sin embargo, niega totalmente esta información y se limita a incidir en que ahora mismo no está contemplado ningún cambio de este tipo.

En todo caso, los movimientos internos son indudables, y coinciden ya no sólo con este nuevo dato negativo sino con un recurrente recelo por parte del Gobierno hacia los datos del INE. Ya no sólo la propia Calviño, sino también la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, o el mencionado Escrivá han mostrado en más de una ocasión su extrañeza antes unas cifras que, a su entender, no reflejan la situación real de la economía española.

En Hacienda, por ejemplo, sostienen que las cifras recaudación son datos reales y cerrados, no encuestas o previsiones. Y lo que muestran esos datos, insisten, es que la economía marcha desde hace meses mucho mejor de lo que recoge la Contabilidad Nacional del INE.

La crítica nunca ha sido totalmente directa, pero sí se ha producido un cierto descrédito hacia una institución que, sin embargo, siempre ha obtenido buenos resultados en los exámenes a los que ha sido sometido por Europa y en el que los economistas más relevantes de España confían totalmente.

Deja una respuesta