Asesinados dos sacerdotes jesuitas en México

Asesinados dos sacerdotes jesuitas en México

Sucesos Cae una banda de ‘narcos’ mexicanos que introducía cocaína oculta en bloques de hormigón por el puerto de Barcelona América Latina 2019, el año más sangriento de la historia reciente de México

Dos sacerdotes jesuitas fueron asesinados este lunes en su templo de la comunidad de Cerocahui, en la región de la sierra Tarahumara, en el estado mexicano de Chihuahua (norte), ha denunciado este martes la Compañía de Jesús.

«Denunciamos el homicidio de nuestros hermanos Javier Campos Morales y Joaquín César Mora Salazar», ha señalado la orden religiosa en un comunicado. «Condenamos estos hechos violentos, exigimos justicia y la recuperación de los cuerpos de nuestros hermanos, que fueron sustraídos del templo por personas armadas», ha agregado.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha confirmado el crimen, el cual, ha dicho que ocurrió cuando unos hombres armados ingresaron a la iglesia del pueblo persiguiendo a otra persona que, aparentemente, trataba de refugiarse en el templo. «Lo asesinaron, salieron los sacerdotes y al parecer también ellos fueron asesinados. Estamos ahora atendiendo este asunto», ha añadido el mandatario en su conferencia de prensa diaria. López Obrador ha reconocido que varios municipios de la sierra de Chihuahua padecen «bastante presencia de la delincuencia organizada».

Narcotráfico

«Parece que se tiene ya información sobre los posibles responsables de estos crímenes», ha informado el presidente. Según los expertos, la sierra de Chihuahua es una importante ruta de trasiego de drogas hacia Estados Unidos por lo que es violentamente disputada por cárteles del narcotráfico. La Provincia Mexicana de la Compañía de Jesús ha exigido la adopción de «medidas de protección para salvaguardar la vida» de los jesuitas, religiosas, laicos y de toda la comunidad de Cerocahui. Además, ha denunciado que estos crímenes no son hechos «aislados», pues «todos los días hombres y mujeres son privados arbitrariamente de la vida».

«La sierra tarahumara, como muchas otras regiones del país, enfrenta condiciones de violencia y olvido que no han sido revertidas», ha explicado la Compañía de Jesús. La Conferencia del Episcopado mexicano también ha condenado la «tragedia» y ha demandado «una pronta investigación», además de seguridad para los sacerdotes del país. En México, miembros de diversas órdenes religiosas deben actuar como defensores y mediadores entre los habitantes de sus comunidades y los sicarios del crimen organizado que allí operan.

En estados como Michoacán (oeste) o Guerrero (sur) algunos de ellos han apostado por el diálogo con los narcotraficantes como forma de pacificar dichas regiones, usualmente empobrecidas y con escasa presencia estatal. Unos 30 curas han sido asesinados en la última década en México, según la ONG Centro Católico Multimedial. México está siendo sacudido por una ola de violencia ligada al narcotráfico en medio de la cual han sido asesinadas más de 340.000 personas desde diciembre de 2006, según cifras oficiales.

Deja una respuesta