Viviani gana al esprint a Sagan y Gaviria; Yates sigue de azul

Viviani gana al esprint a Sagan y Gaviria; Yates sigue de azul 

El ciclista italiano Elia Viviani (c), del equipo Quick-Step, celebra la victoria tras llegar a la meta durante la tercera etapa de la carrera Tirreno-Adriático, este viernes en Foligno (Italia). EFE

Roma, 15 mar (EFE).- Elia Viviani (Quick-Step) se impuso este viernes al esprint, por delante del eslovaco Peter Sagan (Bora) y del colombiano Fernando Gaviria (UAE), en la tercera etapa de la Tirreno-Adriático, en la que el británico Adam Yates (Mitchelton-Scott) mantuvo el maillot azul de líder.

En la etapa más larga de esta «carrera de los dos mares», con un recorrido de 226 kilómetros entre Pomarance y Foligno, Viviani precedió por cuestión de centímetros a Sagan y Gaviria para acabar la prueba en 5 horas, 26 minutos y 45 segundos.

No cambió el liderato en la clasificación general y Yates se mantuvo primero, con el mismo tiempo que su compañero estadounidense Brent Bookwalter, y con un margen de siete segundos sobre el esloveno Primoz Roglic (Lotto-Visma).

La etapa se abrió con cinco corredores que desafiaron al viento y que tomaron la iniciativa desde el primer kilómetro, al hacerse con un margen que alcanzó los cinco minutos y diez segundos y que se estableció en torno a los tres minutos cuando faltaban 40 kilómetros para la meta.

Alessandro Tonelli, el eritreo Natnael Berhane, Alex Cataford y el austríaco Sebastian Schonberger fueron los que más aguantaron, aunque su ventaja estaba destinada a acabarse en el último tramo, casi completamente plano y favorable a los velocistas.

Faltaban 15 kilómetros y Elia Viviani y Fernando Gaviria, excompañeros en el equipo Quick-Step, iban preparándose para batallar en el intenso esprint final. Lo hicieron en un pelotón que aumentó el ritmo y que recorría las carreteras de la céntrica región Umbria a más de 55 kilómetros por hora.

Tras cinco horas y quince minutos de tremendo esfuerzo, con más de 215 kilómetros en las piernas, los cuatro líderes cedieron y fueron alcanzados por el grupo a 4.000 metros de la línea de meta de Foligno.

El grupo se dividió y, en la confusión general, tras un primer, y breve, ataque del italiano Daniel Oss (Bora), fue el triple campeón del mundo Sagan quien tomó el mando y se lanzó a por el esprint.

Viviani estaba cerca, observó su ataque y empezó a perseguirle junto a Gaviria, quien había reconocido sus grandes ambiciones en la etapa de este viernes antes de la salida de esta mañana.

Los tres corredores llegaron muy igualados a la última curva, que abría el camino para los 180 metros de rectilíneo que conducían a la meta.

Sagan y Viviani estaban en frente, mientras que Gaviria se quedó atascado detrás de ellos y le costó encontrar espacio físico para poder empujar en los pedales como hubiera querido.

Viviani lo dio todo y superó a Sagan para sellar una gran victoria, mientras que Gaviria llegó a pocos milímetros de Sagan, pero tuvo que conformarse con la tercera posición final.

En la clasificación general, Yates sigue líder con siete segundos de ventaja sobre Roglic y 22 sobre el holandés Tom Dumoulin (Sunweb), otro de los grandes favoritos para esta Tirreno-Adriático.

El francés Julian Alaphilippe (Quick-Step), ganador de la etapa del jueves y de la última Strade Bianche, está a 27 segundos del liderado mientras que el español Jonathan Castroviejo (Sky) es décimo, a 47 segundos.

La próxima etapa se disputará este sábado, de 221 kilómetros, de Foligno a Fossombrone, con subidas exigentes en el tramo final que tocan cumbres de pendiente del 19 por ciento.