«Presionar a Chile y someterlo con el balón», objetivos de Hernán Gómez

El seleccionador del equipo nacional de fútbol de Ecuador, Hernán Darío Gómez, fue registrado este jueves, durante una rueda de prensa en el estadio do Barradao, en Salvador (Brasil). EFE

Salvador (Brasil), 20 jun (EFE).- Con el ideal de presionar a Chile y someterlo con el balón trabajó el seleccionador de Ecuador, Hernán Darío Gómez, para el partido de este viernes por la segunda jornada del Grupo C de la Copa América.

Así lo reveló el entrenador este jueves en la conferencia de prensa previa al encuentro en la que anunció además varios cambios.

Reiteró que trabaja con un equipo en proceso de reconstrucción y contó que siente respaldo de los directivos.

«El ideal es presionar a Chile, vamos a tratar de tener la pelota y de someterlo con ella. Hemos trabajado para eso, pero eso no te asegura el éxito porque el día del partido no se sabe si el rival te somete o tú sometes al rival», añadió.

Para el entrenador colombiano, Ecuador es una selección «ordenada, que sabe presionar al adversario. Ojalá nos salga lo que hemos elaborado para este partido», indicó.

Al ser interrogado sobre si cree que Ecuador sufrirá una metamorfosis después de la goleada por 4-0 que les infligió Uruguay en el debut, Gómez advirtió que ojalá su equipo tenga un gran día porque así podrá salir victorioso de la cancha del Arena Fonte Nova, de Salvador.

«Cuando hablo con los muchachos les digo que a veces el problema no es el equipo contrario, sino el de uno. Hemos intentado darles información que a veces se da y a veces no. Tengo muy buenos jugadores y si encontramos un estilo continuo, el resultado no dependerá de lo que haga Chile sino de lo que haga Ecuador».

No obstante, Gómez destacó que Chile es una selección «con más pergaminos que Ecuador» y que el hecho de traer a la Copa América de Brasil dos títulos consecutivos en el torneo indica que «hay más trabajo y un proceso más adelantado que el nuestro».

El colombiano de 63 años no adelantó la formación para el duelo del viernes ni quiso hablar del esquema táctico con el que su equipo saldrá a la cancha.

«Tenemos una nómina que hemos trabajado durante mucho tiempo, pero decir que usaré el 4-1-4-1, el 4-2-3-1 o el 4-3-3 no es más que un número de teléfono, como dice César Menotti».

Gómez repitió que siente respaldo de la directiva actual de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), pese a que lleva muy poco en la entidad y que no fue esa la que lo contrató para regresar al cargo de seleccionador nacional.

«Estamos en proceso de conocernos con los dirigentes nuevos y en pleno proceso de reconstrucción del equipo. Yo llevo 45 entrenamientos y 12 partidos con Ecuador en esta etapa y ellos saben que hay un proceso hasta el Mundial de Catar. A eso fueron a Panamá para contratarme los dirigentes anteriores», dijo.

«En esta Copa América deseamos llegar lo más alto posible, pero el fútbol ha cambiado mucho y en el país hay conceptos con muchas conveniencias personales. Hay personajes que todo lo ven mal, pero yo estoy convencido de lo que hago y de llegar a lo mejor, que es clasificar a Catar 2022», comentó Gómez.

Sobre el hecho de medirse ante la selección chilena que dirige su compatriota Reinaldo Rueda, Gómez dijo que con él lo une una amistad grande. «Él es un gran técnico, para mí es un orgullo enfrentarlo».

También destacó la presencia de su mentor y amigo Francisco Maturana como asesor técnico de la selección de Venezuela y dio como favorita para ganar la Copa América a la de Colombia «porque ha mostrado un fútbol muy bueno, muy ordenado y moderno».

Finalmente, volvió a hablar del partido de este viernes y dijo que lo más importante para él será que Ecuador «no tenga fisuras, porque yo en esta reconstrucción no arriesgo nada para que el equipo sea más flojo, sino para que tenga un rendimiento más parejo».