Periodistas se manifiestan en Hong Kong contra la actuación policial

Periodistas se manifiestan en Hong Kong contra la actuación policial 

EFE/EPA/JEROME FAVRE

Hong Kong, 14 jul (EFE).- Centenares de periodistas salieron hoy a las calles en Hong Kong para protestar contra la actuación policial hacia los reporteros durante la ola de protestas que está viviendo la ciudad y que afecta a diversos sectores.

Alrededor de 1.000 periodistas y simpatizantes realizaron una marcha silenciosa que pasó frente a la sede general de la Policía de Hong Kong bajo el tema «Detener la violencia policial y defender la libertad de prensa».

La manifestación pacífica fue en respuesta a lo que los trabajadores de los medios de comunicación consideran «abusos de poder», y «obstrucción y ataque contra periodistas por agentes de policía» que han experimentado al cubrir las protestas contra el Gobierno en las últimas semanas.

La marcha fue organizada por la Asociación de Periodistas de Hong Kong (HKJA) y finalizó con la lectura de un comunicado por parte de su presidente, Chris Yeung, en el que se asegura que durante las protestas «los periodistas fueron dispersados injustificadamente, empujados, insultados verbalmente e incluso golpeados con bastones y disparados con balas de goma por los agentes».

Según contó a Efe el fotógrafo Chan Long-hei, la policía «ha obstaculizado nuestro trabajo en todas y cada una de las protestas. Nos apuntan con una potente linterna, lo que nos dificulta tomar fotos, nos empujan con sus escudos y, lo más grave de todo, marcan un área lejos del lugar donde se produce una acción de interés periodístico y estamos confinados dentro de ella».

Desde junio, la HKJA ha recibido 29 quejas de periodistas por presunto abuso de la fuerza por los agentes y obstrucción a su trabajo.

Durante el último mes, las protestas se han vuelto cada vez más frecuentes en la antigua colonia británica desde que un millón de personas salieron a las calles el 9 de junio en protesta por el polémico proyecto de extradición, que habría permitido trasladar a individuos a la China continental para ser juzgados en los tribunales controlados por el Partido Comunista Chino.

En las protestas se vivieron momentos de máxima tensión cuando cientos de jóvenes manifestantes asaltaron y destrozaron el Parlamento de la ciudad, unos sucesos que dieron la vuelta al mundo y atrajeron la atención de la comunidad internacional.

El pasado 9 de julio, la jefa de Gobierno de la ciudad, Carrie Lam, declaró la «muerte» de la ley, una situación que no ha conseguido calmar a los habitantes de la ex colonia británica.

Muchos ciudadanos de Hong Kong se sienten enfadados por diversos problemas que generalmente están relacionados con la creciente intervención de China en la ciudad semiautónoma por lo que, ante el sentido de solidaridad despertado en las protestas, han decidido que es hora de poner de relieve sus preocupaciones y organizar más marchas.

El domingo pasado, aproximadamente 10.000 personas salieron a las calles para protestar contra las «tías cantantes», señoras en su mayoría de la China continental quienes, según los manifestantes, han sido una molestia pública por sus cantos y bailes en parques y comunidades de vecinos.

Este sábado, cerca de 20.000 personas se reunieron en una ciudad cerca de la frontera china en protesta por los comerciantes de China continental que inundan el área, recogen bienes y los revenden en la China continental.

Y la marcha de periodistas no fue la única que hoy se celebró en la ciudad pues esta tarde unas 100.000 personas se juntaron para exigir un conjunto de demandas públicas, en una marcha que hasta el momento ha registrado algunos incidentes menores.