Las FSD capturan a más de 150 terroristas, la mayoría extranjeros, en Al Baguz

Vehículos destrozados por los bombardeos y combates en la población de Al Baguz, el último reducto del grupo yihadista Estado Islámico en Siria, el pasado mes de febrero. EFE/Archivo

Damasco, 19 mar (EFE).- Las Fuerzas de Siria Democrática (FSD), una alianza armada liderada por kurdos, dicen haber capturado a 157 «terroristas con experiencia» en Al Baguz, el último reducto que mantienen los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) en el este de Siria.

«Las fuerzas especiales de las FSD llevan a cabo una operación contra los terroristas del EI en Al Baguz. Las FSD consiguieron capturar a 157 terroristas experimentados, la gran mayoría extranjeros», indicó en su Twitter el portavoz de las FSD, Mustafa Bali.

Durante las últimas horas, en la zona se han vivido violentos combates entre las FSD, grupo donde luchan también árabes, y los yihadistas, además de bombardeos de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos y que respalda a la alianza.

Más de 60.000 personas han salido de Al Baguz desde enero, la mayoría civiles, además de miles de combatientes que se han entregado.

Las FSD no pueden estimar el número de combatientes y civiles que todavía permanecen en su interior.

Aquellos militantes del EI que se han rendido o capturados son enviados a centros de detención controlados por las FSD en lugares desconocidos, mientras que las mujeres y niños son trasladados al campamento de Al Hol, en la provincia siria de Al Hasaka, cuya población supera ya las 67.000 personas, según la ONU.

Entre los combatientes y familiares hay un gran número de extranjeros que se enrolaron a las filas del EI, y cuyo destino ahora depende de sus países de origen.

Las FSD reiteran su petición para que los países de los nacionales se hagan cargo de ellos y los repatrien.

Las milicias avanzan lentamente en diferentes frentes para acabar con la presencia de los radicales en la pequeña área que controlan en la provincia de Deir al Zur, fronteriza con Irak.

En estos últimos días los extremistas han contraatacado y enviado a sus miembros, incluidos mujeres, para hacerse explotar cerca de las posiciones que controlan las FSD.

El grupo Estado Islámico ha ido publicando vídeos, cuya autenticidad no han podido ser verificadas, a través de su agencia Amaq en la que se muestran a los combatientes resistiendo a la ofensiva militar en una zona en la que solo se ven tiendas de campaña.

Ayer, el portavoz del EI, Abu Hasan al Muhayir, difundió un mensaje de voz de 44 minutos de duración, que tampoco pudo ser verificado, en el que habló de Al Baguz donde «los musulmanes siguen muriéndose».

Sin embargo, destacó que «el califato retrocedió en algunas localidades pero se ha extendido en otras», nombrando todos los países en los que el EI tiene presencia, desde África hasta Asia y Oriente Medio.

La ofensiva final contra los yihadistas en el último reducto del grupo radical dio comienzo en enero pero se ha visto ralentizada por el gran número de personas, sobre todo parientes de los combatientes, que se encontraban atrincherados en el interior de la localidad.

Al Baguz es la última localidad que controla el EI y cuya liberación pondría fin al «califato» proclamado por el EI en Siria e Irak en junio de 2014, aunque los extremistas tienen todavía presencia en el desierto sirio y en otras áreas en Irak.