Lady Gaga y el orgullo latino brillan en descafeinada alfombra roja de Grammy

Lady Gaga y el orgullo latino brillan en descafeinada alfombra roja de Grammy 

La cantante, Lady Gaga en la 61 edición de los premios Grammy. EFE

Los Ángeles (EE.UU.), 10 feb (EFE).- Una Lady Gaga que este año brilla en cada gala, sea de música o de cine, y una nutrida delegación latina muy orgullosa de sus orígenes, destacaron hoy en una alfombra roja de los Grammy lastrada por la notable ausencia de muchas estrellas de la canción.

Ariana Grande, Kendrick Lamar, Taylor Swift, Childish Gambino o Drake (que luego sí apareció, por sorpresa, en la gala) fueron solo algunas de las grandes figuras de la música actual que, estando nominadas esta noche, no se dejaron caer por la alfombra roja del Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.), que acogió hoy la 61 edición de los Grammy.

Aunque estas ausencias deslucieron, en parte, la antesala de la ceremonia, los Grammy contaron con una literalmente deslumbrante Lady Gaga, que apareció con un brillante conjunto plateado repleto de diamantes con la firma de Celine.

Con un estilo completamente opuesto también sobresalió Cardi B, que se presentó con un peculiar vestido de Mugler que, con tonos azules oscuros y rosas, recreaba el cuadro «El nacimiento de Venus» de Sandro Botticelli.

La rapera de origen dominicano también llamó la atención por venir acompañada de Offset, de quien se había separado el año pasado.

El rosa también fue el color elegido por Katy Perry, que desfiló con un elegante vestido de Balmain rematado con un escote plateado de palabra de honor.

Junto a veteranos como Tony Bennett y jóvenes sensaciones como los surcoreanos BTS se coló Jennifer López, que remató con un gran sombrero un «look» de tonos claros y brillantes.

López estuvo acompañada por otros hispanos que también pisaron la alfombra roja de los Grammy como Ricky Martin y Camila Cabello, que pasaron a toda velocidad ante los medios para poder llegar a tiempo a una gala en la que la actuación inicial llevaba su firma.

«Estoy muy contento, muy agradecido. Es un momento muy bonito para la cultura latina», dijo el colombiano J Balvin, que completó con Martin y Cabello el trío que abrió la ceremonia con una actuación totalmente hispana.

«Estar abriendo los Grammy y cantando en español es una gran bendición (…). Ricky Martin siempre ha sido una gran leyenda y una persona que siempre he seguido y he admirado. Poder compartirlo con él es espectacular. Y junto a Camila Cabello también, que es una gran mujer», agregó el reguetonero.

Y en la gala previa de los Grammy, en la que se entregan la mayoría de premios, participó la mexicana Natalia Lafourcade, que interpretó «un himno» como «La llorona» junto a Aída Cuevas y Ángela Aguilar.

La artista reflexionó con Efe sobre la paradoja de que la música latina sea tan popular en EE.UU. en un momento de auge del racismo y de la retórica en contra de los inmigrantes hispanos.

«Estamos viviendo un momento interesante porque Latinoamérica con su música, con sus artistas, está abriendo mucho camino. La comunidad latina en EE.UU. es enorme. Y ahora ya es la gente de otros lugares la que quiere venir a conocer nuestra cultura (…) Hay que tratarnos con respeto, ante todo (…), ser incluyentes y celebrar la diversidad», dijo.

En un sentido parecido se posicionaron los cubanos Orishas, que definieron la música latina como «la cara de la moneda que no se conocía» y que hoy «es un enlace a nivel cultural».

«Estamos más que orgullosos de estar presentes aquí, de poner nuestro grano de arena: la música no solo une sino que hace coincidir el alma de todos», dijeron a Efe Yotuel y Ruzzo, quienes defendieron que los artistas latinos pueden ayudar a «cambiar la concepción» de ciertas personas en EE.UU. sobre los inmigrantes.

Por último, el toque más singular de la alfombra roja lo puso Andrea Echeverri, líder de los colombianos Aterciopelados, que se transformó en «un Grammy andante» al vestir un conjunto que imitaba la forma de un gramófono dorado.

«Siempre estoy imaginando como juegos. No creo en este estereotipo de la chica sexy. Eso como que no lo entiendo. Pero me encanta la ropa, los colores, y creo que es teatral y lúdico: es como imaginarse algo chistoso», comentó la cantante.

Contenido relacionado

Jennifer López rinde tributo en los Grammy a los clásicos de Motown

Los Ángeles (EE.UU.), 10 feb (EFE).- La cantante latina Jennifer López rindió hoy tributo en la 61 edición de los Grammy, que se celebró en el Staples Center de Los Ángeles (EE.UU.), a varios clásicos de la música negra del emblemático sello discográfico Motown.

Por medio de un segmento de la gala que enlazó diferentes canciones en una única actuación, López fue la protagonista de un homenaje a Motown para celebrar las seis décadas de vida de la compañía en la que triunfaron leyendas como Marvin Gaye o Stevie Wonder.

Con un elegante vestido de brillantes y plumas y acompañada por una lujosa orquesta al puro estilo Motown, López abordó temas como «Please Mr. Postman» de The Marvelettes, «ABC» de The Jackson 5 o «My Girl» de The Temptations.

La cantante contó con preciadas colaboraciones esta noche como las de Smokey Robinson, toda una figura de Motown, o Alicia Keys, que hoy ejercía además como presentadora de los Grammy.

La actuación de López no fue la única que tuvo en los Grammy a Motown como protagonista, puesto que Diana Ross, que cimentó gran parte de su legado en este sello de Detroit (EE.UU.), interpretó hoy en directo los temas «The Best Years of My Life» y «Reach Out and Touch (Somebody’s Hand)».