La ONU intenta acercar a los líderes de Chipre con cena informal en Nicosia

Los líderes greco y turcochipriota, Nikos Anastasiadis (i) y Mustafá Akinci, participan en un evento en Nicosia, Chipre. EFE/Archivo

Nicosia, 15 abr (EFE).- Los líderes greco y turcochipriota, Nikos Anastasiadis y el turcochipriota Mustafá Akinci, sondearán este lunes bajo auspicios de la ONU las posibilidades de reanudar el diálogo para la reunificación de la isla, tras el fracaso de las negociaciones hace nueve meses.

La enviada especial del secretario general de la ONU para Chipre, Elizabeth Spehar, reunirá a ambos líderes en una cena informal que servirá de toma de contacto para ver si todavía existen posibilidades de conciliar sus posiciones divergentes.

Será el primer encuentro directo entre el grecochipriota después de que en julio pasado en Crans-Montana (Suiza) fracasara el mayor esfuerzo diplomático en décadas para lograr la reunificación de Chipre.

El portavoz del Gobierno de Chipre, Prodromos Prodromu, aseguró que para la parte grecochipriota reanudar las negociaciones es el principal objetivo y por ello este primer encuentro constituye un “desarrollo importante”.

Prodromu aclaró que se trata de una toma de contacto y no del comienzo de negociaciones.

Por ese motivo, tampoco se ha establecido ninguna agenda de trabajo, lo que permitirá a los dos líderes “intercambiar libremente sus opiniones”, añadió.

La cena tendrá lugar en el viejo aeropuerto de Nicosia, actual sede de la misión de la ONU en Chipre (UNFICYP).

“Corresponde a los dos líderes decidir lo que discutirán. La agenda es abierta,” dijo la enviada especial del secretario general de las Naciones Unidas para Chipre y jefa de la misión de paz en Chipre (UNFICYP), Elizabeth Spehar, quien asistirá a la cena.

Por su parte, Akinci indicó que la parte turcochipriota acude a la cena con “buena voluntad” de un “diálogo sincero” y esperanzas de que se dilucide si hay “visión para un futuro común”.

“Ambas comunidades tienen que hacer esfuerzos por comprenderse mutuamente a través del diálogo”, dijo.

Sin embargo, tanto la política como la opinión pública grecochipriotas dan pocas esperanzas a este enésimo encuentro, pues temen, entre otros aspectos, que la parte turcochipriota insista en la gestión conjunta de las reservas de hidrocarburos de Chipre.

Ankara, que controla militarmente la parte turcochipriota, se opone a cualquier actividad de extracción de gas en las aguas territoriales de Chipre mientras no se resuelva el conflicto que mantiene la isla dividida desde hace 44 años.

Anastasiadis, por su parte, ha afirmado que está dispuesto a compartir el fruto de las explotaciones solo una vez que la isla se haya reunificado.

El pasado febrero fragatas turcas impidieron a una plataforma de exploración de la compañía energética italiana ENI realizar las perforaciones previstas en uno de los bloques de la Zona Económica Exclusiva de Chipre.

Grecochipriotas y turcochipriotas viven divididos -en sur y norte respectivamente- desde 1974, cuando el ejército turco ocupó la parte septentrional de la isla y en 1983 declaró la República Turca del Norte de Chipre, solo reconocida por Ankara.

Desde entonces, el norte de Chipre es un territorio que depende política, militar y económicamente de Ankara.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion