Felipe González critica las “respuestas simples” de los políticos a asuntos complejos

En la imagen un registro del expresidente del Gobierno español Felipe González. EFE/Archivo

Bogotá, 10 oct (EFE).- El expresidente del Gobierno español Felipe González aseguró hoy en Bogotá que lo que más le preocupa del momento político actual es que “frente a la complejidad presente” se está optando por dar “respuestas simples”, pero no “sencillas”.

“La simplificación de la respuesta es la raíz de lo que llamamos el populismo, la demagogia, respuestas simples y estas siempre esconden una verdad”, dijo González al participar en la XXIV reunión plenaria de la Fundación Círculo de Montevideo.

González intervino en un panel con los expresidentes Julio Mario Sanguinetti (Uruguay), Leonel Fernández (República Dominicana), Ricardo Lagos (Chile) y Belisario Betancur (Colombia).

En opinión del expresidente del Gobierno español, la simplicidad “no permite articular una respuesta operativa” para que se produzca un “hecho razonable”.

Por ello, González -presidente del Gobierno entre 1982 y 1996- consideró que se ha “ideologizado” la democracia, un sistema que “no garantiza el buen gobierno” pero sí que se pueda echar al Ejecutivo que no nos gusta.

Para González, quienes disfrutan de la democracia están pasando por un momento de “desapego” y “distanciamiento” con ella, pero “en el momento en que se pierde vemos a jóvenes” jugándose la vida “en las calles de Caracas o de Managua pidiendo democracia y libertad”.

Eso lleva a que los que tienen democracia la menosprecien y los que la pierden “la reclamen por su valor instrumental para sentirse libres”.

Asimismo, reivindicó el arte de pensar en la política para lo que es necesario que los gobernantes “recuperen el dominio de su agenda” y busquen un espacio para ello y “no para responder al Twitter”.

Todo ello porque en este momento la complejidad “exige respuestas sencillas pero no resiste las respuestas simples” que considera llevan a confundir entre liderazgo y caudillismo.

En este sentido, González también se preguntó por qué se agrava la crisis global en que vivimos y respondió que eso se debe a que “los principales líderes tienen una mentalidad demasiado pequeña para problemas tan grandes”.

Por eso, concluyó que a los líderes actuales se les debería exigir “un tiempo de reflexión” para mirar horizontes.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion