El Banco Asiático prevé un crecimiento del 5,7 % en Asia-Pacífico para 2019

El presidente del Banco de Desarrollo Asiático, Takehiko Nakao. EFE/Archivo

Manila, 25 abr (EFE).- El Banco Asiático de Desarrollo (BAD) prevé un crecimiento sólido del 5,7 % en la región de Asia-Pacífico este año, con Bangladesh y la India a la cabeza, cuyas economías se expandirán un 8 % y un 7,2 %, respectivamente.

«A pesar de que la economía mundial se está ralentizando, la región de Asia Pacífico crece todavía a un ritmo sólido», indicó hoy en rueda de prensa en Manila el presidente del BAD, el japonés Takehiko Nakao.

Para 2020, el BAD pronostica un avance del 5,6 % en la región -tan sólo un punto porcentual menos que este año-, también con Bangladesh (8 %) y la India (7,3 %) como motores de crecimiento.

Nakao explicó que el ritmo de crecimiento en la región se ralentiza por las tensiones comerciales a nivel mundial, la presión inflacionaria de países como la India o Filipinas y por el estancamiento de China, la mayor economía de Asia-Pacífico y la segunda a nivel mundial.

«Ya no veremos crecimientos por encima del 9 % en China, previos a la crisis, porque no es sostenible. No puede seguir creciendo al mismo ritmo que en el pasado», precisó Nakao sobre el «gigante asiático», que experimenta un cambio de modelo de una economía industrial a una apoyada en el sector servicios y el consumo interno.

El BAD espera que la economía china crezca un 6,3 % este año y un 6,1 en 2020, después de haber registrado un avance del 6,4 % en 2018, cifras que muestran una progresiva ralentización.

En el Sudeste Asiático, las mejores perspectivas de crecimiento para los próximos dos años son para Vietnam, un 6,8 % en 2019 y un 6,7 % en 2020; Birmania (6,6 % en 2019 y 6,8 % en 2020) y Filipinas, con una proyección estable del 6,4 % para los dos años.

El Banco celebrará su reunión anual la próxima semana en Fiyi con la presencia de unos 360 participantes acreditados hasta la fecha, para apoyar el desarrollo de las islas del Pacífico, donde esperan definir la estrategia de la entidad para 2030.

El BAD nació en 1966 con el propósito de convertir Asia Pacífico en una región próspera, inclusiva y sostenible, mediante proyectos de inversión y préstamos para el desarrollo con el objetivo primordial de erradicar la pobreza, que pasó del 82 % en 1990 al 29 % en 2015.

Según el BAD, Asia representará para 2050 más de la mitad del PIB global, frente a la cuota del 30 % que ocupa en la actualidad o el 15 % de la década de los setenta del siglo pasado.

El BAD cuenta con 68 países miembros -49 de la región- y solo en 2018 comprometió operaciones por valor de 35.817 millones de dólares, récord de la entidad, de los que 21.600 millones fueron préstamos para proyectos de desarrollo, con los sectores de energía y transporte como principales destinos.