Arrestan a médico de California por recetar opioides sin analizar pacientes

El sargento Robert Sánchez recibe en el estacionamiento del Colegio Comunitario Southwestern de Chula Vista, California (EEUU), medicamentos controlados no utilizados en los hogares que son entregados en el marco de una campaña para controlar la creciente tendencia entre los jóvenes de ingerir analgésicos que se encuentran en los botiquines de las casas. EFE/Archivo

Los Ángeles, 18 dic (EFEUSA).- Oficiales de la Agencia Antidrogas Estadounidense (DEA) arrestaron hoy al médico Dzung Ahn Pham en el Condado de Orange, California, por distribuir ilegalmente opioides y otros narcóticos fuertes a pacientes sin realizar exámenes profesionales.

Al menos cinco de sus pacientes murieron de sobredosis y otro estuvo involucrado en un accidente automovilístico que causó la muerte a un ciclista, destacaron hoy las autoridades federales.

Las mismas fuentes también sostienen que el médico, de 57 años, expresó su preocupación porque una de sus recetas había sido encontrada entre las pertenencias de Ian David Long, autor de la masacre del Bar Borderline el mes pasado en Thousand Oaks, California, que dejó doce víctimas mortales.

La receta, sin embargo, no estaba a nombre del autor de la masacre.

La acusación advierte que Pham, dueño de una sala de un consultorio de emergencia en la ciudad de Irvine, estaba vendiendo recetas a «pacientes» drogadictos y que las sustancias se vendían en el mercado negro.

La investigación detalló que el médico entregó una gran cantidad de recetas entre 2014 y 2017.

En dos operaciones encubiertas, agentes de la DEA obtuvieron fácilmente medicamentos recetado por Pham.

Entre los narcóticos prescritos está una droga conocida como «la Santísima Trinidad», una combinación de un opioide, una benzodiazepina y un relajante muscular.

Incluso, el médico indicó a los agentes una farmacia que les surtiría la receta sin problemas.

La acusación presentada por la fiscalía asegura que los pacientes enviaban mensajes de texto al médico pidiendo cantidades específicas de las potentes medicinas.

Al menos 84 de ellos utilizaron sus recetas ese mismo día o al siguiente,luego de enviar la petición por escrito.

El médico enfrenta cargos específicos por recetar oxicodona a una mujer que nunca vio como paciente.

En la conferencia de prensa, los agentes de la DEA también informaron sobre la preocupación del médico por estar vinculado con Long y las medicinas que les fueron encontradas.

«Este caso ilustra de manera clara y trágica los peligros de los traficantes de drogas armados con los formularios de prescripción», dijo el fiscal, Nick Hanna.

Por su parte, William D. Bodner, agente de la DEA, aseguró que «este arresto debe servir como una advertencia para cualquier médico que utilice su posición para traficar opioides».