Acusan de nuevo delitos a exsecretaria de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher

La exsecretaria del Departamento de Educación de Puerto Rico, Julia Keleher. EFE/Jorge Muñiz/Archivo

San Juan, 15 ene (EFE News).- La exsecretaria de Educación de Puerto Rico Julia Keleher ha sido acusada de nueve cargos por participar, junto a un empresario, de un esquema de soborno y conspiración para cometer fraude, informó este miércoles el jefe de la Fiscalía federal en San Juan, W. Stephen Muldrow.

Según detalla el pliego acusatorio entregado el martes por un gran jurado federal, los cargos contra Keleher y Ariel Gutiérrez Rodríguez son uno por conspiración por fraude por privar a alguien del derecho a recibir los servicios con honestidad, seis por fraude electrónico, uno por soborno y el noveno por pago de soborno.

El pliego presume que el propósito de la conspiración fue de Keller, en su uso de poder oficial como secretaria de Educación, quería enriquecerse al solicitar y aceptar artículos de valor a cambio de otros, y que otros se enriquecieran al obtener privilegios de la exfuncionaria.

Según detalló el FBI, el nuevo esquema en el que se involucra Keleher implica que la exfuncionaria le cedió a Gutiérrez Rodríguez 1.034 pies cuadrados de la Escuela Padre Rufo a cambio de «beneficios financieros a Keleher en relación con su arrendamiento y compra de un apartamento en el complejo de apartamentos Ciudadela en Santurce».

Según el diario «El Nuevo Día», Gutiérrez Rodríguez es propietario de Trillion Realty Group, una firma de bienes raíces que gestiona transacciones en Ciudadela.

«La corrupción pública continúa erosionándose en la confianza entre los funcionarios y nuestros ciudadanos. La acusada abusó de su posición gubernamental para beneficiarse ella y otras personas de índole privado», sostuvo Muldrow.

«Los funcionarios son encargados en llevar a cabo sus obras de manera honesta y ética. Pero cuando fallan en hacerlo, pagarán las consecuencias», agregó.

Si los acusados son encontrados culpables, podrían enfrentar una condena de hasta 10 años en prisión por los cargos de conspiración y soborno y otros 20 años por fraude electrónico.

El FBI está a cargo de la investigación del caso.

Keleher fue además acusada en julio pasado por un gran jurado federal junto a otras cinco personas por 32 cargos relacionados a un esquema de fraude electrónico, conspiración para cometer fraude electrónico, lavado de dinero y conspiración para el lavado de dinero por poco más de 15 millones de dólares.

Dicho juicio está pautado para el 4 de mayo.

Gutiérrez Rodríguez, mientras tanto, fue acusado hace dos décadas en un caso del desaparecido banco Caguas Federal por un fraude que provocó al Gobierno federal pérdidas por sobre 300 millones de dólares.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion