Abiertos los colegios electorales de Lituania para las presidenciales y europeas

La conservadora Ingrida Simonyte, acude a un debate electoral celebrado en Vilna (Lituania). EFE/Archivo

Riga, 26 may (EFE).- Los colegios electorales de Lituania quedaron abiertos hoy a las 07.00 hora local (04.00 GMT) para proceder a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales, así como a los comicios europeos.

Unos 2,5 millones de electores están convocados a las urnas, que cerrarán a las 20.00 horas (17.00 GMT), en una jornada en la que se elegirá al sucesor de la presidenta Dalia Grybauskaite, quien en 2009 se convirtió en la primera mujer en el poder en ese país báltico.

A la segunda vuelta se llega sin un claro favorito entre los dos aspirantes, la exministra de Finanzas Ingrida Simonyte y el economista independiente Gitanas Nauseda, ya que desde la primera vuelta, celebrada el 12 de mayo, no se han difundido sondeos.

Simonyte, de 44 años, quedó en primer lugar en la primera ronda, donde alcanzó el 31,21 % de los votos, lo que la situó levemente por delante de Nauseda, de 54 años, con el 30,93 %.

Desde de la Unión Verde y los Granjeros (LVZS), el partido del primer ministro, Saulius Skvernelis, quien asimismo aspiraba a la presidencia pero no pasó a la segunda vuelta, se ha recomendado el voto para Nauseda.

Ambos candidatos son economistas avezados, pero Nauseda, políticamente independiente, puso el acento de su campaña en aspectos más sociales, mientras que Simonyte se identifica con las prioridades de su partido, la Unión Patriótica, de centroderecha.

El cargo presidencial en Lituania es de poder ejecutivo limitado, pero sí tiene la potestad de designar al primer ministro, hacer propuestas de ley y ejercer un papel notable en política exterior.

Paralelamente a las presidenciales, los electores lituanos están convocados a las urnas para elegir a los 11 representantes que corresponden a ese país en la Eurocámara, comicios a los que concurren un total de 16 partidos.

Asimismo se celebran elecciones europeas este domingo en Estonia, la más pequeña de las repúblicas bálticas, a la que le corresponden 6 escaños en la Eurocámara, mientras que los ciudadanos de Letonia, con 8 puestos en Estrasburgo, votaron el sábado.