3-1. Herediano se impone con claridad a un desdibujado Atlanta en Concacaf

3-1. Herediano se impone con claridad a un desdibujado Atlanta en Concacaf 

El jugador Esequiel Barco (c) de Atlanta Unite disputa el balón con Luis Díaz (d) y Omar Arellano (i) del Herediano este jueves durante un partido de la Liga de Campeones de la CONCACAF entre Atlanta Unite y Herediano, en San José (Costa Rica). EFE

San José, 21 feb (EFE).- Un Herediano costarricense superior se impuso con claridad este jueves en casa por 3-1 a un desdibujado Atlanta United estadounidense, en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf.

El duelo entre el campeón de Costa Rica y el monarca de la Liga de Estados Unidos (MLS), que debutaba en el torneo de Concacaf, se decantó hacia el lado del equipo local que marcó por medio de José Guillermo Ortiz, Randall Azofeifa y Oscar Esteban Granados.

Un 3-1 que le da una buena ventaja al Herediano, del entrenador Hernán Medford, con miras al partido de vuelta del próxima jueves en Estados Unidos.

Herediano salió al campo con todo el ímpetu y apenas al primer minuto el delantero mexicano Aldo Magaña fallaba el primer gol cuando no logró conectar de cabeza en el área chica, solo frente al portero del Atlanta United, Bradley Guzan.

Fue solo un aviso de lo que iba a ser el partido: un conjunto local volcado al ataque, dominador del partido, ante un visitante con pocas ideas y muy desdibujado en defensa al mando del entrenador holandés Frank de Boer.

Un grave error del zaguero Leandro González al devolver la pelota a su portero fue aprovechado por José Ortiz para tocar la pelota y marcar el 1-0 al minuto 8.

Unos minutos después Ortiz fallaba de cabeza ante una mala salida de un desconcertado Guzan, mientras el Atlanta intentaba responder, sin claridad, con chispazos de calidad de su flamante fichaje, el argentino Gonzalo “Pity” Martínez, y de su goleador, el venezolano Josef Martínez.

De Boer utilizó un sistema de tres zagueros centrales y dos laterales que jugaron muy adelantados y dejaron muchos espacios en defensa, situación que aprovecharon los veloces Jimmy Marín, Keysher Fuller y Luis Díaz, para generar constantes jugadas de peligro.

En una de estas jugadas, Ortiz envió un pase entre los centrales hacia la carrera en solitario de Randall Azofeifa y en el mano a mano con Guzan, el centrocampista tico marcó el 2-0 al minuto 34.

Cuando había una sensación de goleada, el Atlanta United marco su gol en un remate lejano de Julian Gressler que se desvió en Pablo Salazar y dejó desubicado al portero local Daniel Cambronero.

Apenas comenzando el segundo tiempo, el Herediano anotó el 3-1 en una jugada a balón parado que cerró en el segundo palo en centrocampista Oscar Esteban Granados ante un estático Guzan.

Siguió llegando con peligro el Herediano, pero con el pasar del tiempo en el segundo periodo, no corrió mayores riegos, mientras el conjunto del Atlanta estuvo cerca de descontar con un remate desde la frontal de Josef Martínez.

Keysher Fuller tuvo el cuatro gol en sus botas, pero en el mano a mano con Guzan su remate fue repelido por el guardameta, y en el último minuto el poste le negó el gol al Atlanta tras un remate de Héctor Villalba.

Ficha técnica

3.Herediano: Daniel Cambronero, Pablo Salazar, Keyner Brown, Luis Díaz (Heyreel Saravia, m.72), Keysher Fuller; Esteban Granados, Randall Azofeifa, Omar Arellano, Jimmy Marín (Gerardo Lugo, m.81), Aldo Magaña (Maynor Escoe, m.62) y José Guillermo Ortiz.

Entrenador: Hernán Medford.

1.Atlanta United: Bradley Guzan, Leandro González, Miles Robinson, Michael Parkhurst, Julian Gressel; George Bello, Eric Remedi, Jeffrey Larentowicz; Josef Martínez, Gonzalo Martínez (Héctor Villaba, m.77) y Esequiel Barco (Darlington Nagbe, m.59).

Entrenador: Frank de Boer.

Árbitro: El mexicano César Ramos. Amonestó a Azofeifa y Arellano del Herediano, y a Bello del Atlanta.

Goles: 1-0, m.8: Ortiz. 2-0, m.34: Azofeifa. 2-1, m.41: Gressel. 3-1, m.50: Granados.

Incidencias: Partido de ida de los octavos de final de la Liga de Campeones de la Concacaf, disputado en el estadio Eladio Rosabal Cordero de la ciudad costarricense de Heredia, ante unos 5.000 aficionados.