3-1. El mexicano Urías lanza joya de pelota y Dodgers derrotan a Cerveceros

Christian Yelich de los Cerveceros de Milwaukee corre tras golpear un jonrón durante un juego de las Grandes Ligas entre Los Dodgers de los Angeles y los Cerveceros de Milwaukee disputado este jueves en el Miller Park en Milwaukee, Wisconsin (EE.UU.). EFE

Milwaukee (EE.UU.), 18 abr (EFE).- El joven abridor mexicano Julio Urías brilló de manera especial al imponer una nueva marca personal de nueve ponches y permitió apenas un imparables en las seis entradas que trabajo del partido que ganaron por 3-1 los Dodgers de Los Angeles ante los Cerveceros de Milwaukee.

El jardinero derecho Cody Bellinger aportó el décimo cuadrangular de la temporada y el primera base Max Muncy también se voló la barda como líderes del bateo oportuno y productivo de los Dodgers, que lograron la quinta victoria consecutiva.

Bellinger se enredó con un lanzamiento del relevista Matt Albers (1-1) en cuenta de 3-2 y lo depositó en el bullpen de los Dodgers en la sexta entrada.

Muncy le siguió con un tablazo de dos anotaciones que aterrizo encima del bullpen de los Cerveceros en el jardín izquierdo.

Urías (1-1) fue todo el respaldo que necesitó para quedarse con la victoria tras retirar a nueve bateadores por la vía del ponche, dar dos bases por bolas y ceder un imparable, que fue un sencillo del campo corto venezolano Orlando Arcia, quien conectó al jardín derecho con dos «outs» en el quinto episodio.

Con el zurdo estelar mexicano de estrella, el relevo de los Dodgers también respondió.

Caleb Ferguson trabajó en blanco el séptimo episodio. Joe Kelly ingresó con un out y un corredor a bordo en la octava entrada y salió del problema gracias al certero tiro del jardinero izquierdo Alex Verdugo al plato para retirar al venezolano Hernán Pérez.

El cerrador curazoleño Kenley Jansen trabajó el noveno episodio para su sexto rescate a pesar de admitir el décimo cuadrangular de la temporada que lograba el jardinero de los Cerveceros, Christian Yelich.

Los Cerveceros vieron a un Urías completamente distinto al que vencieron 8-5 en Dodger Stadium hace seis días, cuando admitió seis carreras, cinco limpias, y seis imparables.